Hola !!
 

Os confieso que me encanta viajar, (como a la inmensa mayoría de los mortales, supongo) aunque he conocido personas que dicen que están mejor en casa, también tienen razón, como en casa en ningún sitio.

Siempre me ha gustado, pero desde que nació mi pequeño ese deseo se adormeció, ha estado latente, pero ahora que ya se va haciendo mayor, ser va despertando de nuevo.
Claro que no puedo viajar todo lo que mi mente desearía, por cuestiones obvias, dinero, trabajo, otras responsabilidades de adultos……..
Pero esto hoy en día no es mayor problema, en la red puedes moverte por el mundo sin salir del salón de casa y la verdad tampoco está mal.

Unos de los lugares donde con bastante frecuencia me desplazo es a la Provenza Francesa, por distintas razones, sus paisajes, esos pueblos encantadores, sus tiendas de antigüedades (razón principal y mi perdición),  el olor de la lavanda, sus mercadillos….

Me iría sin prisas, tomándome mi tiempo para disfrutarla, para sentirla, vivirla………………

Esta sencilla silla de despacho en madera de nogal ha sido la responsable de mi escapada mental a este rinconcito tan maravilloso de Francia.

Silla en su estado original

Pertenece a un antiguo despacho, el conjunto completo está formado por otras dos sillas más, una butaca, una mesa de despacho y un armario no demasiado grande, todo en un estilo sencillo.

Por lo que creo que la decoración provenzal, un tanto campestre y rural le irá muy bien.

Con todo había pensado hacer una línea de piezas basadas en los colores y la belleza de esta región.

Y para empezar con una de las sillas, el color elegido es el azul.

AZUL 
 
Silla  Saint Remy
 
Sant-Remy de Provence es uno de los pueblos más conocidos de la Provence, donde la vida transcurre plácida y calmada.
  

En cuanto al proceso de trabajo de la silla, primeramente se limpió. Como carecía casi de la veta propia del nogal, y  como de lo que se trata es de cambiar el estilo, se dio una mano de pintura en azul grisáceo, con un tímido decapado en las aristas, donde se aprecia el color oscuro de la madera de nogal. 
Finalmente, una mano de cera y “dar cera pulir cera” . 
  

En mente este precioso cuadro del gran Van Gogh, Almendro en flor, obra que bebe de las influencias de los grabados japoneses. Este cuadro fue pintado en el Hospital para enfermos mentales de Sant Paul de Mausole, en Saint Rémy mientras se recuperaba de su enfermedad.
Obra ésta dedicada al nacimiento de su sobrino.
  
 
 En proceso de pintura

 

Otras de las cosas que me gusta de Francia en general son sus linos antiguos, y  telas de sacos, conocidos como grain sack. No son otra cosa que eso, antiguos sacos donde se transportaba la harina, todos, todos, todos, me gustan, cada vez que veo uno es !!amor a primera vista!!.
 
Aquí los conocemos también como rayas colchoneras porque era la tela que se usaba en los antiguos colchones de lana, también había otra adamascada con fondo azul o rojo. ¿la recordáis?
  
 
 
Aquí en mi ciudad, estas telas no se encuentran, por lo que tengo varias opciones.
 
Primera, irme a la Provenza, donde estas telas están a la orden del día, sería perfecto pero no factible; Segunda, comprar online, no está mal, pero…. me gustaría verlos, tenerlos en mis manos…..; Tercera, la cual tengo pendiente, una escapadita a Madrid, donde tiendas del Rastro las atesoran. Y por último, y la Cuarta, la más rápida y de momento más asequible, hacerme mi propia tela de saco antiguo o raya colchonera. Eso que se llama ahora decoración “low cost” y está tan de moda. El ahorrarnos unas perras de toda la vida !!!!
 
No es complicado, sí lo he hecho yo …. pero lo mío no son los tutoriales, sorry!!. Aunque aquí lo suyo sería un término francés, jejej, désole!! pero sólo puedo mostraos el resultado final y una explicación en “”modo brevísimo””. 
Materiales: Loneta, cinta de carrocero y pintura del mismo color que la silla. Y un poco de paciencia para medir…..
Tomaríamos medidas y limitaríamos las líneas con cinta de carrocero, paso siguiente pintar.  Eso sí a pincel seco. FIN
  

 

Resultado final:
 

 

Como me sobró tela, tenía ganas de estrenarme en el “”arte del reciclaje””, ( creo que lo es verdaderamente ya que he podido ver maravillas). No siendo el caso claro, !!de mi humilde cajón!!!
Además tenía un cajón de una mesilla dando vueltas por la casa, por lo que decidí reconvertirlo en una simpática estantería.
Pinté la misma raya colchonera que en la silla, y entelé.
Fuente de inspiración Pinterest.
 
  
Resultado final:

   
“”Foto de familia””

Resto de imágenes que no son las piezas realizadas por mi, se encuentran en mis tableros de Pinterest.

Tapizado de la silla, realizado por Tapicería La Fontanesa,  Fuente del Maestre, Badajoz.