Hol@ a tod@s:

La historia de esta mesa es laaarga muy laaarga….. y no quiero aburríos  con un post laaargo muy laaaargo…

Lo más importante es que :

¡¡¡¡ Por fin mi amigo y compañero de fatigas curreriles J.P. tiene su mesa de palé !!!!

Quiero agradecer su infinita paciencia y comprensión ante las vicisitudes y contratiempos surgidos durante el trabajo y realización de la misma.

A primera vista parecía fácil hacer una mesa de palé. Poco coste, poco material, poner unas ruedas y ya está!!

Pero una vez metidos en faena te das cuenta que no lo es tanto. Sobre todo si quieres un acabado más que decente.

Material necesario por si os animáis a hacer una:

Un palet o dos, dependiendo de la altura de la mesa.

Lijadora, pintura, taladro, ruedas, cola, tubillones, estos para unir los dos palés. Creo que no me olvido de nada.

Lija que te lija con la lijadora eléctrica, sus manos de pinturas, blanca y negra.

La mesa  vio pasar un verano, cuando empezamos, el otoño y el invierno, llegó la primavera y de nuevo el verano y seguíamos liados …Esto tiene su explicación, claro!!! Y es que lo hacíamos en el pueblo de mi señor esposo, al que vamos de vez en cuando y claro el proceso se alargó más de la cuenta.

Una vez más se cumple mi libre interpretación del yin y el yang, en todo lo bueno hay algo malo y en todo lo malo hay algo bueno.

El haber tardado tanto y haber visto pasar todas y cada una de las estaciones, ( lo malo) sobre todo el invierno, nos permitió darnos cuenta ( lo bueno) de algo que no habíamos tenido en cuenta, que los clavos de los palés tienen el mal gusto de oxidarse  y expulsar óxido, más si la mesa está en el exterior que en el interior, así que ya puestos los tratamos con un producto especial para frenar el óxido. Y después masillamos.

 La humedad no volverá a hacer estragos!!!!.

Y ahora viene la parte mas complicada, la union de ambos palés. Aquí tengo que agradecer a mi suegro y sus herramientas por su valiosa ayuda.

Para ello necesitamos tubillones, cola de carpintero y unos sargentos. En este caso los tubillones deben ser largos, servirán de unión a los dos palés.

Lo siento no hay foto, las ganas de terminar eran imperiosas!!!

Para finalizar ponemos las ruedas.

Barnizado

Y tachán tachán, no me lo puedo creer!!!

Terminado!!!

Llevará un cristal encima, pero de eso se encargará su nuevo dueño.

 La mesa en cuestión, como os anticipé, la hicimos en Castuera ( pueblo de mi maridín) famoso por su turrón y sus ricos quesos de la Serena, dicho sea de paso!!!

Ahora había que traerla a Badajoz

…excursión del pueblo a la ciudad en furgoneta no!!!,  en “”camión””.

La guinda del pastel.

Maridín y servidora, y el río Guadiana a su paso por Mérida.

 

Estas fotos de finales del verano me hacen pensar que el tiempo pasa demasiado rápido, que las estaciones se suceden casi sin darnos cuenta, una tras otra  y que pronto llegará otro invierno…

En fin…Encargo entregado y mesa dispuesta para ser testigo de reuniones familiares, comidas y partidas con amigos, cenas románticas a la luz de las velas…y muchas y felices celebraciones !!!!.
Feliz fin de semana

 Hasta la próxima !!!