Una entrada breve la de hoy para mostraros este taburete fabricado con una fibra natural llamada ” Jacinto de Agua “.

Con las bondades que nos dan las fibras naturales, aportando calidez y autenticidad.

En otro tiempo podría haber sido utilizado para ordeñar animales, según me han contado.

El Jacinto de Agua es una alga flotante de agua dulce cuyo tallo se deja secar al sol y después se teje.

La base del asiento estaba muy estropeada como podréis ver, ya que estaba hecha de aglomerado, que con el tiempo ha ido pudriéndose.

Mi trabajo, limpieza de la fibra, dar un cambio a las patas con un poco de pintura, verde suave, dejando entrever la madera y cera oscura para envejecer.

El trabajo del carpintero, reemplazar la base del asiento por otro. En colaboración con Tienda de manualidades Fantasía. Avda. Pardaleras 34 B. Badajoz.

Después de todo este tiempo, una se da cuenta de sus limitaciones, para lo que vale y lo que le gusta, y ….para lo que no, llegando a la conclusión (más que evidente) que el tema carpintería, por muy básica que sea, NO ES LO MÍO.

Un trabajo sencillo y un objeto más recuperado del pasado.

 

Preparando un rinconcito para el otoño que se resiste a llegar……….

 

 

Hasta pronto……..