Etiquetas : cuna

La cuna de mis sueños II

Ha sido muy bonito poder trabajar esta pieza, por su antigüedad, su belleza, y por ser un objeto intrínseco a los primeros años de vida del ser humano.

Imaginarse criar un bebe hace 100 años debía ser difícil, muy difícil. Sin muchas de las comodidades que ahora tenemos.

Sobre todo dentro del seno de una familia humilde.

Ha sido un placer limpiarla y ver embellecida su madera por el paso del tiempo.

Durante todo el proceso me han atacado muchas dudas y preguntas. No quería dañar la madera o al menos lo menos posible.

Quería conservar su patina y su esencia. Y he dudado y mucho sobre si recuperar o no aquellos faltantes y grietas que la madera ha sufrido durante tantos años. Restaurar o no restaurar ” this is the question “.

 A mí, personalmente me parece que son su seña de identidad.

 Esas huellas forman parte de la historia del mueble, nos cuentan lo que ha vivido, nos dan pistas sobre su devenir.

Restaurarla por completo, en el más ” estricto y puro” sentido de la palabra sería quitarle vida, restarle historia.

Si con el paso del tiempo fuese necesario hacer algún tipo de intervención, sin duda se haría.

Aquí podéis verla en su estado inicial.

Y a continuación una foto del antes y el ahora.

He encontrado estas bellas fotografías que muestran piezas, mesas en su mayoría, cargadas de historia, maderas vivas, con sus grietas, su madera curtida y ennoblecida por los años.

He elegido mesas porque es en lo que esta cuna se va a transformar, colocando un cristal templado encima. Para lo cual hemos tenido que hacer una plantilla con las medidas lo más exactas posibles. Gracias a Miguel Ángel de Artejoven, Badajoz.

 

Desde luego hay que situarse un poco en la época, principios del XIX, familia y casa en la que este tipo de cuna estaría. Desde luego no sería en una familia burguesa, con muebles de noble madera. Nuestra cuna es propia de una familia con escasos recursos económicos, que bien podría vivir en el campo o haberse trasladado a la ciudad para buscar trabajo.

Una cuna de una familia acomodada podría ser esta, de estilo victoriano

 

La nuestra, de una familia más humilde, estaría en un hogar de las siguientes características

 

 

Y por último, hoy en día, nuestra cuna una vez limpia, recuperada, transformada y encerada como antiguamente, me la imagino, en alguno de estos ambientes…………..sencillos y sin grandes pretensiones.

 

 

 

Y por fin aquí la tenemos, entrañable, imperfecta, con sabor a antiguo, y sobre todo sencilla y acogedora.

De momento, a falta del cristal que aún no ha llegado, hemos pensado que otro buen uso podría ser guardar los cojines y las revistas de casa en ella. ¿Qué os parece ?.

 

 

Una vez más tengo que pedir disculpas, por el retraso en la entrega del trabajo, en este caso, la cosa queda en familia, y ya se sabe, aunque suena muy mal, la confianza da aago, bruuuuu !!!.       ¿¿¿¿ será verdad ????

!!! Hermanito lo siento de verdad !!!

Y también agradecer a mi pareja, que se arma de paciencia y permite que nuestra casa sea un híbrido entre casa y taller. Tropezándonos con pinturas, ceras  y muebles por doquier………. A parte claro, de juguetes, pelotas, zapatillas y demás cosas del peque de la casa. Vivimos sumidos en un agradable caos.

Espero que os haya gustado, y ya sabéis, si tenéis alguna pieza antigua, id pensando en darle otro uso.

Todas la imágenes, excepto las de la cuna, podéis encontrarlas en mis tableros de Pinterest

La cuna de mis sueños I

Aunque no he tenido nunca una cuna ideal, hoy hablaremos de las cunas, soñada o no, pero en un determinado momento necesitada.

Cuando nació nuestro hijo tuvimos que comprar una, cosa normal en estos casos.!!!. Ahora está ya guardada en espera de…….. quien sabe, quizás un buen reciclaje….

De momento ha llegado a mí otra cuna, antecesora de las cunas modernas. Preciosa, rústica, natural, con cierto aire primitivo, más humana quizás. Distinta a la nuestra pero destinada a hacer la misma función.

 

Una preciosa cuna de finales del siglo XIX. Podría datarse entre 1850-1900.  De madera  de pino con una espectacular veta anaranjada.

Ha llegado hasta hoy con algunas faltas en la madera, golpes y arañazos, una gran grieta en la base y varias quemaduras debidas quizás a su proximidad al fuego para calentar al bebé.

Me encuentro en pleno proceso de limpieza. Aquí os muestro la cata de limpieza y los avances.

En la foto conjunta podéis ver la diferencia de color. Todo ello, suciedad, ceras, repintes, ha sido eliminado siguiendo los pasos indicados por Yolanda Fernández Foruny en sus estupendos y completísimos cursos online. Aquí os dejo el enlace. http://www.restaurayrecupera.com/cursos-online/

Y mientras limpio, entre descanso y descanso, me ha dado por investigar e indagar un poco en la historia. Y la verdad, me he sorprendido gratamente, me ha resultado muy interesante y peculiar.

Como también sorprendente descubrir que muchos modelos actuales  son muy parecidos a aquellas cunas primitivas.

La cuna han sido objeto de dos importantes estudios, uno de ellos realizado por Fritz Kruger en  1960, El mobiliario popular en los paises románicos: la cuna.  El siguiente se realizaría màs de 30 años después. Por Contini y Simoni en 1996 concretamente.

Yo he llegado a la sencilla conclusión que antiguamente se colocaba a los pequeños en todo aquello que pudiera parecer confortable hasta que se fué materializando la cuna tal y como la entendemos hoy en día.

Otro estudio interesante es el realizado por Isabel Molina de la Universidad de Alcalá, que a su vez se basa en los dos anteriores. Éste ha sido sobre el que yo me he basado principalmente. 

Así pues, nos encontramos con cunas de MIMBRE, de origen agrario. Utiliza materiales del campo, ramas partidas de arboles, hojas, incluso en las mas primitivas se podía poner una piel de animal en el fondo. Eran una especie de cuna cesta que se podía transportar, llevándosela la madre cuando tenía que realizar tareas del campo. Encontradas en algunas ocasiones suspendidas por cuerdas.

 

 

Estas cunas consideradas vintage también están de moda a día de hoy.

 

Monísimas

Debió haber al parecer cunas hechas  propiamente con piel de animal atadas a los árboles. Versión esta la mas primitiva a mi parecer. No he encontrado fotos antiguas de este tipo.

Idea que sigue en vigor.

 

Y cunas de MADERA.  De origen pastoril.

Aquí encontramos varios tipos: rectangulares, ( será nuestra cuna), cunas-artesa y en forma de barca y por ultimo las cuna-cama de hierro.

La más primitiva es la llamada cuna-dornajo que eran simples troncos tallados. Muy bien pensado !!!!

Después vendrían las cunas-gamella. Se entiende por gamella todo receptáculo rectangular que se va estrechando hacia el fondo. Puede ser sinónimo de artesa, la de toda la vida vamos!!!! No hubiera nunca pensado que en otro tiempo pudo servir de cuna!!!!

En la agricultura y ganadería la gamella tenía múltiples usos. Desde recipiente  que se usaba para fregar y lavar, como abrevaderos de animales y comederos de ganado. Y estupenda plataforma para mezclar la carne de la matanza.  Son las también conocidas como cunas-artesa.

 

 

Su evolución dará lugar a la cuna-caja.

La nuestra es una cuna-caja, de lados rectos, con un ligero balanceo lateral, sin adornos, tan solo un discreto cabecero y escuetos balancines.

 

Y por ultimo la cuna-cama, la cual empezó a ocupar un lugar distinto en el hogar burgués. Forma parte del ajuar y la hace merecedora de motivos ornamentales de toda clase. Talla, tornería en patas y varillas. Esta es ya el no va más de las cunas !!!!

Este modelo se asemeja a las cunas que podemos ver  hoy en día.

 

Ya en nuestras días, todos conocemos las cunas de hoy, y creo que tienen mucho que ver con las de antes. No parece que hayan pasado cien años.

También conocemos los nuevos usos que se les puede dar debido a su limitado periodo de tiempo durante el cual resulta útil.

Y nuestra cuna,  como muchas de hoy en día que se transforman y reciclan , sufrirá una reconversión.

De momento me despido con estas fotos de espacios infantil y algunas ideas de cunas recicladas.

 

Aún nos queda mucho trabajo y complicado para verla en todo su esplendor, pero poco a poco la vamos recuperando……………………. con la ayuda de Yolanda, Elena Serrano  todo será más fácil.

 

Gracias !!!!