Este blog como sabéis es un espacio para la restauración y redecoracion de muebles y objetos vintage, de otra época. 
No somos un blog de viajes pero mis estudios de turismo y el haber desarrollado mi trayectoria profesional durante un largo tiempo en hoteles hace que esté siempre a la búsqueda de lugares con encanto y auténticos como el que os muestro a continuación.
 
Es verano, época de vacaciones, así que no puedo resistir la tentación de compartir este rincón del planeta, para mi perfecto, que reúne todo lo que le pido a un lugar para perderse. 

Me escapo aunque sólo sea mentalmente a esta discreta casa en una pequeña isla del archipiélago eólico. Filicudi es una de las ocho islas que conforman este archipiélago volcánico, en el mar tirreno, cerca de la costa nordeste de Sicilia.
Filicudi, su nombre deriva de “feici” helechos, su vegetación típica. Con cierto aire bucólico, alejada del caos y de la vorágine en la que a menudo nos sumergimos en la ciudad, inmersa en una atmósfera típica de un pueblo pequeño.
 
Un lugar para disfrutar del silencio, de la tranquilidad, del mar y de la naturaleza.

Una casa circundada por unos muros encalados, robustos, como los de antes. Un color azul pálido le acompaña. 
Sencillez  y primitivismo, la definen. 
Un lugar soñado para volver a los orígenes. !!Y el mar como telón de fondo!!

Con vistas a un mar azul profundo que transmiten paz y sensación de libertad. 

fotografía de Adriano Bacchella