Esta es mi aportación para la iniciativa de Lorena, de Amor por la decoracion y Verónica de Los Mundos de Nika Vintage, en Hoy compartimos, días de ocio.
 

facebook
 

My family y yo vivimos en el centro de la ciudad por decisión propia, no es una gran ciudad, pero sí una ciudad al fin y al cabo con sus ventajas e inconvenientes. ¡¡¡Y nos gusta!!!, pero lo que si echamos en falta es naturaleza, así cada vez que podemos nos liamos el petate y nos escapamos al campo o la playa…………..

Un fin de semana de julio, fresquito por cierto, aquí en Extremadura se agradece, la verdad, lo pasamos en un rinconcito de Cáceres muy especial, donde me renuevo, cargo pilas y regreso a la rutina diaria llena de energía y vitalidad.
 
Fue un buen día para hacer un poco de eso que los ingleses llaman “”gardening””, y que tanto les gusta……………,descubriendo flores escondidas……………..
 
 
 
 
Y una casita sin inquilino de momento!!
 
 
Mi peque tiene sus propias herramientas de trabajo, jeje, es un gran ayudante la verdad!!.
 
 
 
Recogemos algunas hojas secas

Os presento a nuestro vigilante del jardín. No puede tener mejor asiento, una piedra traída del norte de Cáceres, del río Jerte.
 
 
 
Nuestro árbol multicolor, que pintamos mi pareja y yo hace ya unos cuántos años!!

Merienda, ratitos de juegos con el peque, puzzles y un paseíto a unas peñas cercanas donde tenemos estas vistas maravillosas de una no menos maravillosa ciudad.
 
 
 
 

 
En el camino de vuelta recogemos algunas flores silvestres.
 
Normalmente a esas alturas de verano solemos bañarnos incluso por la noche, pero hoy está el día bastante fresquito, así que nos quedamos un rato charlando al borde de la piscina, en buena compañía.
 
 
 
  
Ha sido un placer compartir con vosotros nuestro rincón favorito, y participar en esta quedada con tanto encanto de Hoy Compartimos