Un nombre,  Ángela, bello, sonoro y con personalidad.
Una butaca, clara representación del diseño de la España de los setenta, con personalidad pero suplicando belleza.
Polipiel, signo de modernidad para esta época, patas bambi con regatones dorados en sus extremos.
!!! Un estilo inconfundible!!!
Un estilo siguiendo la estela del Mid Century Modern
que también llegaría a España algunos años más tarde.

 

Creo que los muebles una vez trabajados van  llenándose un poco de las personas que los transforman. Y eso es lo que le ha pasado a nuestra butaca Ángela.
Esta pieza junto con la banqueta descalzadora Mina, son las primeras que voy a poner a la venta.
No van dirigidas a nadie en específico, como otros muebles que si he transformado para alguien concreto. Irán dirigidos al público en general, a alguien que vea en ellas algo especial y único.
Sinceramente me da pena, nostalgia de haberlas tenido, y no tenerlas más.
Piezas de otra época que intentan seguir existiendo …..
Después de este rollo,  vamos al lío
Destapizamos…..
Con la pata de cabra quitando clavos …
La base sobre la que se sostiene el asiento es esta que os muestro a continuación, un conjunto de aglomerado y madera prensada.
No tiene cinchas ni tensores lo que facilita el trabajo.

 

Tapizamos:
Su interior demasiado recto y extremadamente fino decidimos transformarlo dandole algo más de forma. Haciéndolo más confortable incluso más atractivo visualmente.
Para ello pusimos dos espumas, una cortada más pequeña debajo y una grande encima para darle ese aspecto un poco abombado, seguidamente forramos con miraguano.
Mi primera esquina !!! Qué ilusión !!!
Los setentas fueron unos años que aportaron diseños pop, con colores a veces estridentes y casi siempre vistosos.   Comunes fueron los motivos de rayas, círculos y dibujos geométricos.
Llegada la hora de vestirla, elegí una tela con diseño geométrico, de La Tapicera que nos recuerde los 70 pero renovados.
Que le aporte un aire retro pero juvenil.

 

Ahora le llega el turno a las patas de la descalzadora. 
Tenían un barniz nitrocelulosico propio de la época. Una capa muy gruesa y opaca.

Decapamos el barniz de poliuretano Y  descubrimos debajo una madera de haya.  Me encanta eso de rascar y rascar para ver lo que hay debajo.  Primero utilizamos medio mecánico y después decapante por ser el que más actúa. En esta foto vemos de cerca como ese horrible barniz se ha eliminado y se deja ver la madera de haya.  Procederemos de igual forma con el resto …

 

Parece mentira que estás cuatro patitas me hayan dado tanto trabajo !!! Ufff!!

Aquí están las cuatro patas limpias, desnudas, con su madera de haya a la vista.

Siguiente paso, teñimos la madera. De un color nogal suave para que no nos quede muy oscuro.
Y aplicamos goma laca, varias manos para dar un mejor acabado.
La goma laca se puede aplicar con brocha y a muñequilla, y la verdad que de cualquier manera queda perfecta. Bueno a muñequilla mejor, la verdad sea dicha!! Es más profesional……..
Con brocha indudablemente es más sencillo, lo importante es no repasar.
Yo pensaba que eso de la muñequilla era un poco anticuado y que sólo se usaba en muebles de otra época pero no es así para nada, todo lo contrario.
A muchos muebles le va perfectamente, les da un brillo bonito y natural.
Creo que a nuestra butaca Ángela le va perfectamente.
Ahora tienen un color cerezo precioso. Y esto gracias a Antolin que ha  conseguido darle a la pieza el tono que buscaba.
Ha sido realmente gratificante, emocionante, interesante……
Y así renace  Ángela, como el ave fénix, de sus cenizas.
Con su belleza renovada que el tiempo había borrado.
 Ya se sabe, renovarse o morir.
Y con esta pieza comienza mi aventura tapicera.
Contando como no con  la ayuda imprescindible, de Antolín de Sandáraca.
Sin él no hubiera sido posible, sin duda.
 
Y después de todo esto…..
Aquí la tenemos.

Ángela vestida con sus nuevas galas.
 Convencida de vivir sus renovados seventies.

El día de Todos los Santos aprovechando el buen tiempo, decidimos sacar a Ángela al exterior para las fotos

“”Mi agradecimiento a Ángela “”
…..este post no venía inicialmente acompañado de música, pero estamos en los 70.
Y ¿ que son los setenta sin música ?

 

Una época de explosión musical tanto dentro de nuestras fronteras como fuera. Así que no me resisto a dejaos con este tema de un grupo español, con vocalista de Trinidad y Tobago que aporta todo el sentimiento del soul.
Un grupo con una estética muy setentera.
  Pop tops “mammy blue”.
Es imposible quedarse con una canción de esta época, así que lo he resuelto eligiendo el tema que fue éxito de ventas en el 71, año que yo nací. Y que alegría al ver cual fue !!! Me encanta!!
 Va dedicado a todas las mujeres, Ángelas, Marías,  etc…. y madres del mundo…y como no, en especial a una gran mujer, Manuela, mi madre.

 

!!! Feliz semana ¡¡¡