Hoy le llega el turno a  dos butacas descalzadoras en madera de nogal con tapicería de piel, por cierto en perfecto estado de conservación. Pero los  tiempos cambian, y los jóvenes prefieren otros estilos más actuales……y es que sus nuevos dueños son unos veinteañeros!!!.

Hasta el día de hoy, son las “joyas de la corona”.
 

En este caso el verdadero trabajo duro ha sido quitar la antigua tapicería, tarea  bastante difícil. Trabajo bien hecho digno de un buen tapicero. 
Ambas habían sido retapizadas, siendo el segundo tapizado no tan acertado,  adentrando demasiado en la madera, sobre todo en el respaldo, donde dejaron escasa posibilidad de lucir su madera. 
Aquí tenéis la butaca en su estado original.  Las dos son iguales. Ambas están bastante bien conservadas. Yupi, pocos bichitos. ¡¡¡No me lo puedo creer.!!!

 

El trabajo como siempre decapar, decapar y decapar, para eliminar todos los barnices. Algunos bastantes difíciles de quitar.

Revisión de las piezas por si tuvieran carcoma, una de ella un poquito la otra se ha salvado. Así que a una le di protección anti bichitos y la tuve tapada durante 15 días.

Aquí os presento la pieza con el trabajo de quitar la tapicería realizado. !!Me costó sudor y lágrimas¡¡.

Vemos el mismo relleno que en trabajos anteriores, utilizado en la tapicería artesana de antaño.

Ambas tenían algunos desperfectos en la madera, así que enmasillamos  para tapar agujeritos.
 
Lijamos bien, y dimos sus correspondientes manos de tapa poros.
 
Y finalmente el acabado, una pátina a la cera blanca. Retiramos lo que creamos conveniente con una lana de acero finita.

   
 

Como son para dos chic@s jóvenes, elegí telas más acordes a sus gustos. Una de estrellas y otra estilo union Jack.

                                                              
Y este es el resultado final:
 

Estas butacas fueron realizadas artesanalmente por el ebanista de la época allá por los años 60. 
 
Ahora van a pasar a las manos de otra generación dentro de la misma familia. 

!!! Que las disfrutéis chicos !!! Y sed felices de saber que tenéis algo único, con una historia y  con un trabajo artesano que en estos días ya se realiza poco. 

Me gustaría puntualizar que en lo que se refiere al trabajo de tapicería es realizado por la tapicería La Fontanesa, en La Fuente del Maestre, Badajoz.
 
Ya os contaré mi incursión en el mundo tapicero, pero de momento estoy en periodo de iniciación, estos trabajos son ya de curso de postgrado!!!